DSC_0046SF

 

Algunas personalidades célebres parecen haber sido predestinadas por una suerte de poder divino para recorrer un camino específico y lograr el éxito. Es el caso de Dayana Yusmila Medina Castillo, quien parece haber nacido para convertirse en la sommelière más importante y reconocida de Venezuela. Por supuesto, nada habría logrado esta mujer, nacida en el Estado Bolívar, templada, tenaz y de fuerte personalidad, de no haber asumido con disciplina y determinación los retos impuestos por este campo profesional, que a su llegada era un terreno meramente masculino a escala nacional. Justamente, lo que para otras sería un obstáculo, a ella la motivo a seguir adelante. Además, no en vano, tuvo el arrojo de fundar la Asociación de Mujeres Amantes del Vino en Puerto Ordaz (AMAVI) en 1998 y, posteriormente, dar vida a otra sucursal de esta misma organización en Caracas, en el año 2000. Lo hizo sabiendo que con esto abriría puertas a otras féminas, que como ella sintieran pasión por los vinos. Se suma a esto el mérito de haber sido la primera mujer de Venezuela y de toda América en participar en un concurso de sommeliers en Canadá, en el año 2000. “Recuerdo que había una mujer proveniente de Irlanda, que fue la primera en su género en la historia de la sommellerie en participar por Europa en ese tipo de justas. A partir de ese momento, ambas logramos cambiar un poco los esquemas y se incrementó la presencia de las mujeres en los eventos de ese formato. Reconocieron que también que las féminas tenemos madera para esto”, recuerda Medina.

Medina, mujer pionera en el sector vinícola del país como sommelière, reconoce el apoyo recibido en su formación y ejercicio profesional por parte de importantes expertos, entre ellos, los reconocidos sommeliers Giuseppe Vaccarini y Leo D´Addazio, este último su principal mentor y a quien agradece sus altas exigencias durante su formación, porque fue justo este factor lo que aún actualmente define su elevado nivel de profesionalismo en el campo. “Todavía hoy considero que D´Addazio es el maestro más severo que he tenido. Pero justamente esto es lo que ha permitido que sea quien soy como sommelière. Destape muchas botellas y superé muchas pruebas antes de que D´Addazio decidiera que ya podía detentar este título”, asevera Medina. A la par de la formación con D´Addazio y otras importantes figuras del ramo, Medina se nutrió de los conocimientos adquiridos en acreditadas instituciones europeas, a las que constantemente visita para mantenerse actualizada.

En actualidad, precisamente junto a su maestro D´Addazio, Medina lleva las riendas de la primera escuela de expertos en vinos del país, situada en Caracas y fundada por ambos en 2005. Desde la llamada Academia de Sommeliers de Venezuela, mejor conocida por sus siglas como A.S.V., ambos ya han logrado formar a otros profesionales en el área, quienes gracias al conocimiento recibido en esta prestigiosa institución, se desempeñan como peritos del sector a escala nacional e internacional, dejando el nombre de la academia y de Venezuela en alto.

La carrera de Medina en el mundo de la sommellerie, que ya ha arribado a las dos décadas, suma importantes logros en su ejercicio profesional y en el académico como instructora. No obstante, veinte años son apenas una parte del trayecto para Medina, pues reconoce que aún tiene mucho que ofrecer. Por eso, sigue y seguirá trazándose nuevos objetivos, esperando alcanzar nada menos que la excelencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.